Pintura de pizarra Magpaint, versatilidad en cualquier superficie

Desde una pared a una taza de desayuno, desde dibujar a hacer una lista de compra… Con la pintura de pizarra Magpaint podemos transformar la superficie de cualquier utensilio o estancia para transformarla en algo especial y muy original, decorando o personalizando elementos de la cocina, la sala de estar, el baño, el dormitorio o la oficina. Hoy os presentamos unos cuantos ejemplos.

Sencilla aplicación


La pintura de pizarra Magpaint es una pintura base agua aplicable sobre una gran variedad de superficies, tanto paredes como madera y metal. Se puede escribir sobre ella con todo tipo de tizas de yeso y rotuladores de tiza liquida. La única excepción son las tizas de base aceitosa (ceras), que no se pueden emplear sobre este producto.

Su aplicación es sencilla, sobre una superficie limpia, seca y libre de polvo y de grasas, solo hay que mezclar y aplicar con un rodillo, evitando un exceso de pasadas o de cantidad de producto, con el fin de obtener un acabado liso y perfecto.


Tres días después de la aplicación, la pintura de pizarra Magpaint está lista para su uso. Antes de escribir por primera vez, hay que acondicionar la superficie frotando con el lateral de una tiza por toda la superficie y borrándolo después. Con ello, se deja una capa de polvo de tiza que hace que sea más fácil de borrar. Cualquier superficie en la que se haya aplicado este tipo de pintura se puede limpiar con un paño húmedo.


Además, con la pintura de pizarra Magpaint no tenemos que limitarnos al tono negro de las pizarras tradicionales, ya que está disponible en 7 colores (lima, rosa, gris, negro, verde, azul, rojo) y todas las combinaciones que se quieran llevar a cabo con ellos.


Algunas ideas para aplicar la pintura de pizarra Magpaint


Prácticamente en cualquier estancia del hogar, así como en centros de trabajo, establecimientos comerciales y centros de estudio, podemos encontrar aplicaciones para la pintura de pizarra Magpaint.


En la cocina: etiquetar botes de cristal para identificar los alimentos que contienen, decorar tazas de desayuno y personalizarlas para nuestros invitados, bandejas para llevar a la mesa o, incluso, electrodomésticos son algunas de las aplicaciones de la pintura de pizarra en esta estancia de la casa.



• En habitaciones infantiles: aunque no son los únicos, los niños son, probablemente, quienes más disfrutan de la aplicación de la pintura de pizarra en el hogar. Sus habitaciones se pueden convertir en un lugar mágico, donde dar rienda suelta a la creatividad y a sus dotes artísticas.



En las paredes de cualquier estancia: la pintura de pizarra Magpaint nos permite crear una superficie donde apuntar la lista de la compra o las tareas pendientes, pero también podemos crear con ella un espacio que forme parte de la decoración de una estancia, por ejemplo, un cabecero que podemos rediseñar cada vez que queramos.



 En espacios exteriores: en el jardín o terraza, la pintura de pizarra Magpaint nos puede servir para identificar macetas y jardineras donde hemos plantado diferentes semillas, para dar un toque divertido a parterres, jardines verticales o menaje (copas, posavasos), sin olvidar que puede ser una magnífica decoración para muebles de exterior.



• En la oficina: dotar a los espacios de trabajo de un toque diferencial resulta sencillo con la pintura de pizarra. Las paredes se pueden transformar en prácticas agendas donde mantenernos al día sobre las citas laborales y proyectos pendientes de un solo vistazo. Pero también podemos aplicarla en el mobiliario, como archivadores, para tener perfectamente ordenado todo el material y que sea fácil de identificar.



En definitiva, si se busca versatilidad a la hora de decorar, la pintura de pizarra Magpaint puede ser nuestra gran aliada. ¡Conoce aquí la gama completa de colores!


Contactar