Láminas de control solar 3M Window Film: cómo mejorar el rendimiento energético en cualquier tipo de edificio

Los grandes ventanales ayudan a iluminar de forma natural edificios de viviendas, oficinas, edificios públicos, infraestructura de transporte y hospitales, entre otros. Sin embargo, cuando llegan los meses de calor pueden convertirse en un verdadero problema, ya que la incidencia de la luz solar aumenta la temperatura interior, obligando a hacer uso de sistemas de climatización o aire acondicionado que, en ocasiones, suponen un importante gasto energético. El uso de láminas de control solar, 3M Window Film proporciona una solución completa para este problema y abre nuevas perspectivas en términos de rendimiento energético.



Edificio con láminas de control solar


Ahorro energético, demanda del sector de la construcción

Frente a los desafíos energéticos y climáticos que vivimos en la actualidad, el sector de la construcción está en constante búsqueda del mejor rendimiento energético posible. El objetivo es lograr que el consumo de energía más bajo posible o, incluso, en el caso de edificios en los que se usan las llamadas técnicas de “passive house”, que este consumo se vea compensado por la energía que producen.

En este contexto, el sol es una energía poderosa e inagotable, que se utiliza para iluminar los edificios de forma natural. Sin embargo, esta ventaja puede convertirse en un gran inconveniente durante la temporada de verano, especialmente en países cálidos, como España. 

Por ello, el uso de láminas de control solar 3M Window Film permite maximizar el efecto invernadero (retener el calor) durante los meses de invierno, al tiempo que lo limita en verano. En definitiva, se trata de un sistema capaz de transformar ventanas y ventanales en un sistema inteligente de gestión de la temperatura interior de los edificios.



Ventana con control solar 3m


Diferentes modelos para cada necesidad

Las láminas de control solar 3M Window Film son capaces de rechazar hasta un 97% de los rayos solares infrarrojos para ahorrar en electricidad y mejorar la comodidad y la protección de los usuarios. Además, reducen el deslumbramiento y bloquean hasta el 99,9% de los dañinos rayos ultravioleta (UV), causantes de la decoloración del mobiliario, lo que contribuye a prolongar su vida útil. La amplia gama disponible permite encontrar un modelo adecuado para las necesidades de cada uno. Estos son algunos de los modelos disponibles:

  • Prestige 3M™: son láminas multicapa sin metalización basadas en nanotecnología multicapa y ofrecen el mejor equilibrio entre la máxima transmisión de luz y el rechazo del calor. Son transparentes, no reflectantes y no modifican la estética del edificio.
  • Silver 20 3M™: diseñada para aplicarse en el interior del acristalamiento. Su tecnología metálica refleja los rayos del sol al tiempo que mantiene la comodidad óptica. La radiación solar difundida uniformemente a través de la película reduce considerablemente el efecto de deslumbramiento.
  • Night Vision 3M™: también diseñada para su aplicación en el interior del acristalamiento, esta gama se basa en una tecnología de nanopartículas de carbono, lo que permite reflejar los rayos del sol, manteniendo una buena visibilidad. La distribución uniforme de los rayos solares reduce el efecto de deslumbramiento. Además, gracias a su baja reflectividad desde el interior, permiten disfrutar de la vista hacia el exterior por la noche.

  • Climate Control 3M™: también de aplicación interior, las láminas Climate Control cuentan con una exclusiva tecnología aislante que ayuda a reflejar el calor interior en las estancias durante el invierno y rechazar el calor del exterior en verano. Su apariencia neutra ayuda a mantener el aspecto original de las instalaciones, lo que las convierte en una alternativa ideal para propiedades comerciales y residenciales.

Todas las láminas de control solar 3M Window Film han sido probadas y evaluadas conforme a las normas europeas e internacionales de calidad (EN 410: determinación de las características luminosas y solares del acristalamiento; EN 12898: determinación de la emisividad; y EN 15752-1 y EN 15755-1: pruebas de durabilidad y rendimiento) además de contribuir significativamente a la obtención de los certificados Leed.

¿Quieres más información sobre sus características y/o instalación? Ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

Si te ha gustado, compártelo:         
>
Contactar